Platino y paladio, los otros metales preciosos

Cuando el ciudadano de a pie habla de metales preciosos, si no es muy ducho en el tema, suele hacerlo solo sobre el metal y el oro, desconociendo que existen otros de valor diferente pero no por ello menos útil. Hablamos, cómo no, del platino y el paladio.

La revalorización del oro, metal muy desprestigiado por el sector financiero pero que se encuentra en máximos en los últimos años, no desmerece la inversión en el platino y paladio. De hecho ellos también tienen un uso industrial, como en la construcción de catalizadores de coches para reducir la polución que estos provocan y expulsan por su tubo de escape.

El platino está representado en el imaginario colectivo como algo de mayor valor que el oro: solo hay que ver que los discos de platino, las medallas de platino o los miembros de platino tienen mayor valor que los del metal amarillo. Pero el paladio es aún más desconocido. Es más caro que el platino a pesar de ser un metal de transición al grupo del platino aunque su composición es casi la misma. Su uso es muy parecido al platino, aunque industrialmente se utiliza sobre todo en las tecnologías de comunicaciones (para fortalecer los contactos eléctricos en aparatos de control automático) o para hardware informático.

Platino, paladio, oro y plata, en lingotes

La mayor producción de paladio del mundo se encuentra en Rusia, seguida de Sudáfrica. El país africano es, por otro lado, el mayor productor de platino

El platino ha sufrido una vertiginosa caída en su precio desde 2011, rebajando un 60% su precio. No ha estado nunca tan lejos del precio del oro. El hecho de que se utilizara en la industria automovilística y se haya expuesto tanto mediáticamente por la manipulación de las emisiones le afectó: aunque este metal precioso reduzca las emisiones contaminantes del coche, si este para y arranca muchas veces en un corto espacio de tiempo su funcionalidad se ve afectada.

Aunque sus precios caigan, la demanda sigue constante, incluso ha repuntado mínimamente. Eso no le ha impedido que el paladio le haya superado.

Comprar platino

comprar platino

Con un enorme valor en joyerías y menos deseado que el oro y la plata como objeto de inversión, el platino es a su vez uno de los elementos más valiosos que además se extrae en forma pura. Se descubrió en 1735 en América, en Esmeraldas (Ecuador), por el hispano Antonio de Ulloa.

Su nombre se debe a la fácil confusión que se da con la plata por sus parecidos. En las últimas décadas está sufriendo una escasez que a su vez conllevó un repentino interés por parte de los inversores, que han revalorizado su precio debido a su limitada producción.

En estado puro, su color es blanco grisáceo y es tan maleable como dúctil. Su resistencia a la corrosión e imposibilidad a corroerse lo convierten en una herramienta perfecta para trabajar con objetos contaminantes, como el coche.

Su gran potencial de apreciación lo vuelven un objeto de inversión infalible. No es de extrañar, pues, que su demanda haya crecido un 20% anual desde 2000.

Otra de las circunstancias que explica su alto valor es la dificultad de extraerlo: la producción mundial de platino equivale al 6% de oro y al 1% de plata, una desigualdad bastante elevada.

Por eso te proponemos que compres un lingote de platino para que tus ahorros estén lo mejor protegidos posibles de causas externas que lo devalúen.

Comprar paladio

comprar paladio de inversión protegerá tus ahorros

El paladio es un metal de transición del grupo del platino y es muy parecido químicamente. Fue descubierto en 1803 por William Hyde Wollaston y su nombre es un homenaje a Atenea, ya que se le nombró así por el fósil Palas, que a su vez se llamó así por la diosa. A diferencia del platino, es mucho más ligero y, como él, es de difícil producción: es 30 veces más difícil de encontrar que el oro.

Son muchos analistas los que coinciden en que 2019 puede ser un año magnífico para el paladio. Este metal precioso se ha revalorizado un 20% en los últimos tres años, no solo porque la producción no se ajuste a la demanda. De hecho, en la actualidad el paladio es más caro que el oro: cuando se escribía esa publicación, el valor del oro era de 1.136,23€ la onza por los 1.331,90€ del paladio.  

Por ello, desde Silver&Gold Patrimony recomendamos encarecidamente la compraventa de este metal precioso: reforzará tu patrimonio y diversificará tu cartera, de manera que la debilidad de uno de los metales no hará que tus ahorros pierdan todo el valor. ¿Y qué mejor manera de hacerlo a través de lingotes de paladio?



Deja una respuesta

Déjanos tu mail y te enviamos nuestro Brochure Corporativo
Presentación SilverGold
Acepto
Sky Rocket Your Agency Income
Get Our Free Guide to
Déjanos tu mail y te enviamos nuestro Brochure Corporativo
Presentación SilverGold
Acepto
Sky Rocket Your Agency Income
Get Our Free Guide to
Nuestra web utiliza cookies y solicita tus datos personales para mejorar nuestros servicios y también la experiencia de navegación. Si continúas navegando en esta página, consideramos que aceptas su uso en los términos indicados en la Política de Cookies. Bienvenido.