El reto de la sostenibilidad ambiental: el reciclaje de los metales preciosos

El sector de los metales preciosos se reinventa: plantas de reciclaje extraen metales preciosos de aparatos electrónicos para reutilizarlos.

El futuro del planeta y la sostenibilidad ambiental es un trabajo de todos los sectores industriales. Y los metales preciosos no iban a ser menos: no solo se trabaja para que las minas de toda la vida produzcan menos residuos contaminantes, sino que poco a poco se va potenciando el reciclaje de estos e incluso se planea la construcción de refinerías especializadas en extraer metales de la basura electrónica.

Se trata de una medida imprescindible si queremos que la industria trate mejor a nuestro planeta. Y uno de los países que más decidido tiene renovar su industria de metales preciosos es Reino Unido, uno de los más importantes y cuya The Royal Mint es una de las compañías con más prestigio en todo el mundo. Allí, en Cheshire, se construirá una refinería que separará de todos los aparatos electrónicos los metales preciosos.

Aunque parezca extraño, estos están presente en los teléfonos móviles. El oro, por ejemplo, puede ser un elemento esencial para potenciar la conductividad, ya sea en los chips de la computadora, en el microprocesador o en la memoria RAM. De hecho, de media, cada móvil contiene 23 miligramos de oro. Y teniendo en cuenta la cantidad de aparatos que se desechan anualmente, se podría rescatar una gran cantidad en los residuos electrónicos.

Esta decisión es fundamental de cara a conseguir que la huella de la industria en el planeta sea cada vez más pequeña. De acuerdo a datos sacados de un informe de Naciones Unidas, se desperdicia anualmente restos de metales preciosos, sobre todo oro y platino, por valor de 10.000 millones de dólares.

La importancia de reciclar oro

Las cifras anteriormente expuestas adelantan la importancia para la industria de reducir al máximo los desechos, ya no solo para que la tierra no sufra, sino para reducir los gastos de las pérdidas que estas conllevan. Jorge Senties, de PwC México, una de las mayores consultoras internacionales, asegura que el sector le dará una mayor importancia al reciclaje debido a la “tendencia ambiental, tema social y la disminución en los costos al momento de fabricarlo”. 

Según cálculos de la compañía de reciclaje Reimondis, cada año se echa a perder entre 20 y 22 millones de toneladas de oro en los teléfonos móviles que no se reciclan (solo lo hacen el 10%). Ya no se trata solo de salvar una preciada cantidad de metal dorado, sino que ordenadores, móviles y otros aparatos electrónicos que no se reciclan contaminan el aire, el suelo y el agua por los materiales tóxicos que los conforman.

El reciclaje se vuelve esencial no solo porque haya que adaptar una estrategia menos dañina por el planeta, también por la propia supervivencia del sector. De acuerdo a un informe del Consejo Mundial del Oro, las reservas subterráneas que quedan en el planeta serían 54.000 toneladas. Si cada año se extraen entre 2.500 y 3.000 toneladas, podrían quedarnos 21 años de trabajo minero. Y desde 2018, casi la mitad del oro que se procesa procede de joyas, lingotes, monedas y productos electrónicos que se reciclan, una noticia que nos permite mantenernos optimistas respecto al futuro del sector.



Déjanos tu mail y te enviamos nuestro Brochure Corporativo
Presentación SilverGold
Acepto
Sky Rocket Your Agency Income
Get Our Free Guide to
Déjanos tu mail y te enviamos nuestro Brochure Corporativo
Presentación SilverGold
Acepto
Sky Rocket Your Agency Income
Get Our Free Guide to
Nuestra web utiliza cookies y solicita tus datos personales para mejorar nuestros servicios y también la experiencia de navegación. Si continúas navegando en esta página, consideramos que aceptas su uso en los términos indicados en la Política de Cookies. Bienvenido.